miércoles, 17 de abril de 2013

El crimen de Alcàsser (II)

Ya vimos aquí como se sucedió el tristemente célebre crimen de Alcàsser, pero las explicaciones dadas y las teorías apenas fueron satisfactorias. Muchas personas afirman que hay una verdad oculta detrás de todo...



Es posible que el crimen de Alcàsser debiera haber sido un "caso más" de secuestro, violación y asesinato, pero por la información aportada por las autopsias y por el análisis del ADN mitocondrial de pelos púbicos, cada vez se hace más difícil sostener la versión oficial de los hechos.


Análisis y autopsias confirmaron algo que todos temíamos: que las niñas fueron sometidas a torturas inimaginables, pero también introdujo un inquietante dato nuevo, y es que al menos intervinieron 7 personas diferentes en las violaciones y torturas, y que ninguno de los pelos púbicos encontrados pertenece a Miguel Ricart.

La noticia de que hubieran más personas involucradas y que ninguna era Miguel Ricart cayó como una losa sobre la versión oficial. Sin embargo, el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, D. Enrique Beltrán haciendo uso del hábil arte del "toreo", logró imponer su criterio al Tribunal, a pesar de que la sentencia de la Audiencia de Valencia dejaba un resquicio para seguir investigando la prometedora pista de los pelos analizados... resquicio que cicatrizó de inmediato en la sentencia en firme del Tribunal Supremo que consideró "inverosímil" la participación de más personas en el triple asesinato, dando así por cerrado el caso para la Justicia.

Hemos de decir que son muchos los juristas que han estudiado a fondo la sentencia, y que aseguran que contradice la propia jurisprudencia del Tribunal Supremo que siempre ha aceptado los análisis de ADN como válidos a efectos de continuar las investigaciones abiertas.

Pero no se acaban aquí las irregularidades del caso.
Si partimos por las múltiples contradicciones del único acusado, Miguel Ricart, siguiendo por las múltiples "casualidades" que ocurrieron el día que unos apicultores "casualmente" descubrían los cuerpos sin vida de las niñas, pasando por los "extraños" pagos por parte del Ministerio del Interior a las familias de Antonio Anglés y Miguel Ricart, pagos de los que nos informó un "Garganta Profunda", podemos concluir que hay muchas cosas en este caso que "huelen a podrido".

Vamos a hacer un pequeño repaso de los acontecimientos.

El 27 de Enero de 1993, es una fecha marcada por la casualidad: 7 días antes, el entonces Secretario de Estado para la Seguridad, el Sr. Rafael Vera, se comprometió ante Fernando García a "investigar el caso Alcàsser desde cero", tarea para la que prometió un equipo de investigadores del cuerpo superior de policía que investigasen de manera independiente, aunque tal equipo jamás llegó a poder investigar.

El 25 de enero, Fernando García viajó a Londres para dar una entrevista en la BBC sobre las niñas de Alcàsser, existiendo un motivo extra, y es que se pretendía que la misma llegase a los países árabes, por si las niñas hubieran caído en manos de alguna banda árabe dedicada al tráfico de blancas.

Hay que señalar que un conocido millonario marbellí proporcionó a Fernando el viaje y los contactos en Londres, y Fernando García, que tanto había luchado por encontrar a las niñas, se iba a encontrar por primera vez a miles de kilómetros de distancia de Valencia. 


Este richachón marbellí, de nombre Raymond Nakachian, tenía (y tiene), muy buenos contactos con el Ministerio del Interior. Las relaciones entre Gobierno y este individuo nunca han estado del todo claras, sin embargo, muchas investigaciones paralelas creen que era esencial para el Ministerio del Interior se supiera que Fernando García iba a estar lejos durante unos días.

El día 26 de enero, el Ministerio del Interior decidió que fuese el día siguiente, cuando se tenía que retirar el equipo de guardia civiles que integraban el primer contingente de la UCO (Unidad Central Operativa), que hasta ese momento había colaborado con la Guardia Civil de Valencia en la búsqueda de las niñas, y sustituirlo por otra unidad, pero el relevo de equipos se demoró incomprensiblemente más de la cuenta, y el intercambio de información brilló por su ausencia.

¿Porqué ocurrió esto? No son pocos los que creen que había "alguien" que quería el terreno despejado durante ese lapso de tiempo. ¿Querían los urdidores de aquella mentira tener lejos las unidades de la UCO?

Ahora ya, el 27 de Enero de 1993 fue cuando los 2 apicultores, (para muchos, parte de esta mentira) encontraron los cuerpos de las jóvenes. A partir de aquí, el resto de la historia ya la sabemos.

Este extraño caso de por sí, se torció aún más al concluir que las casualidades aparecidas son demasiadas, como la aparición del célebre papel en el lugar del crimen. 

¿Conocía el Gobierno los hechos y el lugar del crimen con antelación?

Varios grupos de investigación encontraron también irregularidades o hechos que no concuerdan con la investigación oficial. 

Por ejemplo:

Es llamativo que nunca se intentó hacer una reconstrucción de los hechos, concretamente, el recorrido realizado por el coche de Ricart.
En la caseta famosa se tomaron varias fotos para la inspección ocular, pero en las mismas no se apreciaba ninguna mancha de sangre, a pesar de la tortura sufrida por las jóvenes. A penas indicios. Al parecer, las chicas habían sido torturadas y violadas en un caseto ubicado en la finca conocida como "La Romana". Solo se encontró un pendiente de una de las jóvenes, hecho que fue atribuido a los padres de una de ellas, y que por supuesto fue negado por ellos. En ningún momento Miquel Ricart fue llevado a este lugar a explicar los hechos.

Otro hecho que no hace cuadrar a los investigadores la historia, es que, según la versión oficial, las chicas recorrieron unos 750 metros desde la caseta hasta la fosa donde fueron ejecutadas, completamente destrozadas por las cruentas violaciones y torturas recibidad. ¿Es posible que en semejante estado de shock, se pueda recorrer casi 800m cuesta arriba?

Sin embargo, lo que más ha desquiciado a los investigadores, es el dichoso papel con el nombre de "Anglés", crucial para el devenir de los hechos. Muchos policías e investigadores privados, no quieren opinar, pero parece que nadie comulga con esa historia de que un papel hecho añicos pudiese permanecer durante más de 75 días cerca de la fosa donde fueron enterradas las chicas, amén de que sabemos que hay asesinos torpes pero cometer un crimen con documentación así en cima y perderla... suena extraño.

Son más las contradicciones surgidas, como por ejemplo de supuestos testigos presenciales, como los apicultores y el funerario.

Aún y así, algo que sigue inquietando mucho es lo anteriormente comentado, y es que la autopsia reveló que 12 de los 15 pelos encontrados en las víctimas, corresponden al menos 7 personas diferentes de Miquel Ricart o Antonio Anglés.


Mucho nos tememos que estamos ante un expediente X de la historia de España, que nunca resolveremos, aunque las "malas lenguas" sigan apuntando a gente de poder.

Lee aquí la primera parte.

4 comentarios:

  1. Sin duda hay personas poderosas implicadas y que nunca pagarán sus crímenes. Seguramente seguirán cometiéndolos frente a nuestros ojos.
    Ver la película 8mm con Nicolas C.

    ResponderEliminar
  2. joer...pero me dan ganas de hacerme criminóloga o periodista de invertigación..o detective privado...
    me parece un deshonesto para ellas y para las familias que esto quede así.
    me parece que Miquel Ricart, que creo que es la persona más accesible debería de dejar unas memorias escritas sobre los hechos y esclarecer lo que sabe...y luego si quiere que se pegue un tiro

    ResponderEliminar
  3. LOS PODEROSOS MILLONARIOS ETC SIEMPRE SON INIMPUTABLES PARA LA JUSTICIA DE CUALQUIER PAIS

    ResponderEliminar
  4. Si todo es parte de una trama ¿ por qué no ha habido más casos como el de Alcasser ?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...