sábado, 18 de febrero de 2012

El Hospital Psiquiátrico de Bartonville

El Hospital Psiquiátrico de Bartonville se encuentra entre las localidades de Poeria y Pekin (Illinois) y fue construido a finales del siglo XIX. Como todos los manicomios, era un lugar en el que reinaba una atmósfera de locura y terror.

En los años anteriores a su cierre, los miembros del personal del centro empezaron a informar de extrañas apariciones. Pero la más conocida, y la que más llama la atención, es la primera aparición documentada de uno de sus residentes: Old Book.





Formado por 47 bloques, en 1885 se inicia la construcción de otro más, destinado a ser el edificio principal. Una vez acabado, en 1887, parecía un castillo medieval con almenas y torreones. Pero nunca llegó a usarse, y se derribó en 1897, alegando motivos de diseño y estructura. Según el primer informe, el edificio había sido construido sobre una mina de carbón abandonada y habían comenzado a aparecer grandes grietas en las paredes.


En 1902 el hospital volvería a abrir sus puertas gracias al Dr. George A. Zeller, un pionero en la salud mental. Implantó un sistema conocido como "cottage system", es decir, manicomios formados por pabellones. Se construyó también una enfermería, un economato y un edificio de servicios con lavandereia, cocina y panadería. Además, Zeller había implementado un sistema sin barrotes en las ventanas ni restricciones .




Decidieron también que el psiquiátrico se haría cargo de los entierros de los muertos cuyos cuerpos no fuesen reclamados. Se construyeron cuatro cementerios, ubicados detrás de los edificios principales. Los más antiguos están marcados con piedras que solo tienen números, ya que muchos pacientes llegaron sin identificar. Los cementerios nuevos tienen fechas de nacimiento y defunción, y los números de los pacientes sobre ellos. 




Es en estos cementerios en los que surgen las primeras apariciones, que fueron documentadas por el propio Dr. Zeller.

Poco después de asumir la dirección del hospital, se creó un grupo de trabajadores destinados a enterrar a los muertos, formado por miembros del hospital y pacientes suficientemente competentes para excavar las tumbas. De los sepultureros, el mas inusual era un hombre completamente mudo al que llamaban Bookbinder (encuadernador) u Old Book, pues nadie conocía su verdadero nombre (había sufrido un colapso mientras trabajaba como encuadernador en una imprenta de Chicago y el oficial que lo había detenido lo escribió así en el informe). Los enterramientos se realizaban más por respeto que por apego personal al fallecido. Pero Old Book hacía lo mismo en cada funeral: se quitaba la gorra y lloraba en voz alta por el fallecido, secandose las lagrimas con la manga y apoyándose en el viejo olmo del cementerio.

Cuando Old Book murió, todo el personal del psiquiatrico decidio acudir a su entierro. Zeller escribio que mas de 300 personas asistieron a la ceremonia. Entre sus notas tambien describió cómo, cuando el coro acabo de cantar "Rock of Ages", se procedió a levantar el ataúd lentamente para quitar las vigas que lo sostenían sobre el hoyo, pero en vez de ofrecer resistencia, los cuatro hombres que tiraban de las cuerdas lo elevaron como una cascara vacía. De repente, se oyeron sollozos provenientes de un olmo: los presentes se giraron para descubrir que era Old Book. Abrieron el ataúd, convencidos de que su cuerpo no podía estar dentro, pero encontraron el cadáver en la misma posicion en la que lo habian colocado. Los ojos de los asistentes iban del ataúd al olmo, pero la aparicion se habia desvanecido.


Unos dias mas tarde, el olmo comenzó a marchitarse, y, a pesar de los esfuerzos, en un año estaba completamente muerto. Cuando intentaron quitar los restos del árbol, los trabajadores afirmaron que había comenzado a emitir un "grito agonico y desesperado de dolor". Zeller sugirio quemarlo, pero el árbol continuó llorando.


Tras la muerte del Dr Zeller el hospital se siguió usando como centro de atención para niños y tuberculosos. La institución finalmente cerró sus puertas en 1972, y permaneció vacío hasta 1980, cuando fue vendido en una subasta. Uno de sus compradores se declaró en bancarrota y algunos edificios pasaron a ser propiedad del banco, mientras que los demás son propiedad de Winsley Durand Jr, que planea convertirlos en oficinas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...