viernes, 10 de febrero de 2012

El Pozo de la mano negra

Atás, pequeña aldea que parece haberse quedado anclada en otro tiempo, pero que destila mucho encanto. Lugar genial para relajarse y olvidarse de todo lo malo.



Increíblemente, es un sitio donde se conserva esa aura mágica y misteriosa que ha caracterizado Galicia desde tiempos inmemoriales.

Este pueblo ha sido testigo de varios sucesos de los que hemos tenido conocimiento a través de los lugareños..leyendas que solo se cuentan por aquí.

Las leyendas, solo son leyendas, y lo son porque nunca nos ofrecen pruebas sólidas, pero su valor de entretenimiento puede ser mágico.

La que hoy nos ocupa es el Pozo de la mano negra.
Atás es una pequeña aldea perteneciente a Cualedro, en Ourense, escenario de esta extraña historia popular por estas tierras, además de otras historias misteriosas. "El pozo de la mano negra", ese es el nombre con que ha sido bautizado así por los espeluznantes sucesos ocurridos en él. Se trata de un pozo que ciertamente es bastante peligroso, pues se ve mal e inseguro el camino a él, pues la tierra está reblandecida cerca.

Han sido muchos casos que cuentan los lugareños en que han desaparecido animales, personas, y posteriormente aparecían dentro del pozo flotando, pero nunca hubo ningún testigo directo, solo testimonios sobre el producto de este misterioso lugar.

A principios del siglo XX, un pastor volvía a una granja que hay a pocos metros de dicho pozo, con sus ovejas y su nieta. Una de las crías se desvió a beber agua en dicho pozo, y la pequeña se acercó a apartar la ovejita. 

Un vecino que estaba paseando vio cómo se asomaron al pozo, y una mano negra de grandes garras, atrapó a la niña y a la oveja y las arrastró al fondo ahogándose ambas.

El vecino siempre sostuvo que fue una mano enorme de color negro quien lo hizo, y habían aparecido mas cadáveres de animales y alguno de personas en el pozo, pero las versiones que se dieron fueron que, simplemente, la niña perdió el equilibrio se sujetó a la oveja y por el peso marcharon al fondo.

Hoy día, el pozo presenta este aspecto, con un cartel señalando que el agua no es potable, y está cercado.

Esta es una de las muchas historias espeluznantes que se cuentan en mi pueblo, que no sabemos si es verdad o no, pero que, además de entretener, ponen los pelos de punta si conseguimos entrar en ambiente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...