jueves, 2 de febrero de 2012

El misterio de la Isla de Pascua


Tras haber transcurrido casi 3 siglos, la Isla de Pascuasigue siendo un verdadero misterio para los arqueólogos e investigadores del mundo, pues los más de un millar de estatuas, llamadas moais, continúan guardando un gran misterio.

¿Para qué fueron construidos estos moais? ¿Cómo los construyeron? ¿Desde hace cuánto tiempo? ¿A quiénes representan? Preguntas sin respuesta todavía.



Los antiguos residentes del lugar llamaban a su isla Te pito o te henua, “(ombligo del mundo)”, a pesar de que sólo tiene 160 kilómetros de extensión. Además es una isla que realmente no tiene muchas posibilidades.


Así, surge la primera pregunta, ¿por qué los pobladores buscaron un lugar tan poco fértil para asentarse? Es posible que la llegada de los primeros hombres a estas tierras fuese casualidad, llevados por las corrientes y no tuvieron más remedio que asentarse allí.


El 5 de abril de 1722, el holandés Jacob Roggerween, descubrió la isla y la llamo de Pascua, debido a la celebración religiosa que sucedió ese día. Sin embargo fue 48 años después, con la llegada del español Felipe Gonzáles, cuando se realizaron los primeros estudios y registros de esta isla. Estos estudios pusieron de manifiesto que los españoles se sorprendieron a comprobar que los nativos tenían un semejante asombroso con gente europea.

Es decir, los nativos de entonces tenían una piel blanca muy distinta de los pobladores actuales que hoy habitan la isla pero con el tiempo, la población originaria fue desapareciendo debido a las capturas de pascuenses por los piratas a comienzos del siglo XIX, para venderlos como esclavos a las islas guaneras del Perú. Luego estos esclavos fueron devueltos a sus islas enfermos de viruela y lepra reduciendo así una población de 5 mil habitantes a no más de 100 personas.

Los Moais

Pero ¿qué son esos extraños rostros alargados que vigilan las riberas de la isla? ¿Qué representan y para qué fueron construidos? Estas son las preguntas clave.

La mayoría de los arqueólogos reen que no eran más que monumentos funerarios que representaban a determinados pobladores, quizá ilustres, de la isla. No obstante, debemos tomar en cuenta, que los moais descubiertos hasta la fecha suman cerca de mil, casi la mitad de la población de la isla que se estima en 2500, por lo que son demasiados moais para sugerir que fueran representaciones funerarias además, hay que tomar en cuenta de que cada una de estas esculturas son similares e idénticas entre sí, lo que le quita la supuesta individualización en la representación de la muerte de cada persona.

En cuanto a su forma, queda la pregunta del por qué representaron formas tan desproporcionadas. En este punto las diferencias de opiniones son sumamente contradictorias pues mientras algunos sugieren que fue por un simple desconocimiento anatómico de los escultores otros aseguran que estas esculturas y sus formas fueron totalmente intencionadas. Aquí deviene otra pregunta, ¿Qué seres tienen tales cabezas alargadas, manos con dedos tan largos y cuerpos tan abultados y pequeños?

Lo normal es relacionar las formas de estas figuras como una interpretación artística lo que imposibilita todo tipo de análisis, pues artísticamente, todo puede ser representado bajo esas características: un hombre, un dios, un guerrero legendario, un ser mítico, entre otros.

Si es bastante probable que los pobladores debiera adorar (sea lo que representen estas estatuas) de manera casi obsesivas a quienes representaban. Esto no sólo por la cantidad de moais en toda la isla, sino, y sobre todo, por el esfuerzo que necesitaba su creación, pues todas estas estatuas son de piedra y muchas de ellas tiene un tamaño incluso que sobrepasa los 20 metros de altura y las 40 toneladas de peso, ¿Cómo las labraban sin conocer el metal? ¿Cuánto tardaban? ¿Cómo hacían para trasladar esas estructuras a unos 15 kilómetros de distancia?

Hasta ahora la mayoría de los Moais de la Isla de Pascua, aparecían con el torso y la cabeza descubierta. Otros parecían ser únicamente una cabeza. La cuestión es que hasta hace poco, parecía que a nadie se le había ocurrido que las cabezas de los Moais, pudieran ser Moais completamente enterrados al igual que los que aparecían desenterrados.


Otro enigma que presentan las estatuas es que los moais que están descubiertos carecen de inscripciones y los que están enterrados presentan inscripciones y son de mayor tamaño que los que no están enterrados. No parece tener mucho sentido enterrar los más grandes y con inscripciones  que nadie leerá, y en cambio dejar al descubierto los de menor tamaño sin inscripción alguna.

La hipótesis más probable, según algunos investigadores y expertos en los moais, es que una ola gigante barrió la isla y su antigua civilización, que se perdió en las brumas del tiempo. Las estatuas no fueron enterradas, pero el paso del tiempo, el escombro y el polvo borraron a esta civilización, de la cual no se sabe nada. Se cree puede estar relacionado con el mito de la Atlántida y del continente cuyas leyendas resurgieron con este descubrimiento excepcional.

Además, los moais no son el único misterio que encierra las entrañas de la isla, pues a mediados del s. XIX, se descubrieron en diversas cuevas de la isla unas tablillas con inscripciones jeroglíficas. Se trata de tablas de madera, que probablemente confirmen la existencia pasada de árboles en la isla, con glifos que representan seres animados y plantas cuya disposición recuerda a inscripciones etruscas y sumerias. Se desconoce su significado, pero los estudios realizados en ellas revelan resultados tan llamativos como la semejanza que podrían tener con un tipo de escritura localizado en el Valle del Indo, cuna de una de las primeras civilizaciones de la Historia de la humanidad. 

Estas tablillas no han sido aún traducidas y tal vez no lo serán hasta que se encuentre una clave o alguna referencia que pueda traducirse.

Las preguntas en torno a esta Isla chilena, continúan causando la consternación entre arqueólogos, investigadores e incluso entre turistas y visitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...