lunes, 28 de mayo de 2012

El enigma de la Calavera de Cristal


Seguro que todos conoceis las películas de Indiana Jones. En su última aventura, encontraba la calavera de cristal, pero la historia contada en la película de Spielberg, no se corresponde con la real, aunque esta bien puedo haber servido de guión.
Uno de los grandes arqueólogos, Frederick Albert Mitchell-Hedges, en los años 20, decidió visitarla y explorarla junto a su hija, Anna.



Esta chica pasaría a la historia de la arqueología, porque descubrió un objeto brillante que centelleaba entre las piedras de una pirámide.
Era la calavera de cristal...


La Calavera pesa algo más de 5 kg, y destaca por tener un extraordinario acabado, por ser superlisa, e incluso tener la mandíbula articulada.


Frederik Mitchel-Hedges, llegó a la selva de Belice junto a su hija, su secretaria Jane Houdson, el Dr. Thomas Gann, (experto el cultura maya), un representante del Museo Británico y el que financiaba la expedición, Richmond Brown, con la finalidad de buscar conexiones con la Atlántida.


Frederick gozaba de una gran reputación, siendo considerado ambicioso e inteligente, habiendo vivido gran parte de su vida en sudamérica, y desempeñando las más variadas ocupaciones, como cowboy, o luchando junto a Pancho Villa.

En Belice, tras atravesar la dura selva tropical y con la ayuda de varios nativos, descubrió una gran plaza de piedra y varias pirámides, casas y cámaras subterráneas, todo perteneciente al mismo complejo bautizado como Lubaantum, que significa "Ciudad de las Piedras Caídas".

En un primer momento, la euforia le llevó a creer que se trataba de restos Atlantes, lo cual le motivó a continuar excavando más años.

Sin embargo, fue su hija, Anna, la que realizó un descubrimiento totalmente inesperado.
Era el 1 de enero de 1924, y ella observó algo que brillaba al rebotar el reflejo del sol, y con sus pequeñas manos consiguió rescatar la Calavera, para seguidamente, enseñárselo a su padre, el cual se resistía a creer en lo que estaba viendo.

Es conocida como el Cráneo del destino, de cristal de roca y perfectamente tallada. Es una perfecta representación del un cráneo humano, pero su origen hoy día sigue siendo un misterio.

Debido a que Anna cumplió años el día de su descubrimiento, se la quedó como regalo, siendo esta la dueña.

Rápidamente, comenzó a llamar la atención de todo el mundo tras cada exhibición, y naturalmente, no faltaron aquellos que le atribuían poderes sobrenaturales.

Segura de su autenticidad, Anna, acepta confiar la calavera a un equipo de científicos especializados en cristalografía de la sociedad Hewlet-Packard en el año 1970. 


Tras varios meses de pruebas, las conclusiones caen como un jarro de agua fria en las creencias científicas, pues está hecha de cuarzo natural sumamente puro, de dióxido de silicio “piezoeléctrico” anisótropo y las dos partes están talladas en el mismo bloque de cristal de roca.


- Está tallada en dirección contraria al eje del cristal, hoy dia si lo intentamos con nuestra tecnología lo más probable es que el cristal se rompiese.


- Ninguna huella de instrumento, ni siquiera rastro microscópico.


- Sin señal de fabricación, resulta imposible fecharla ( el cristal no envejece ).
No hay marcas de fabricación en la calavera.


-  La fabricación manual hubiera necesitado 300 años de una labor continua.




No se ha encontrado ni una sola prueba que evidenciase el uso de materiales metálicos para su tallado, pero muchos han estimado que podría ser del siglo XIV. 


Sin embargo, los indígenas de Belice que acompañaron a Mitchell-Hedges, sostienen que tiene cerca de 4 milenios.

Además, llama la atención del hecho de que han aparecido más calaveras por el mundo:


En primer lugar, tenemos la calavera Maya, tallada en cuarzo de casi 4kg de peso descubierta el Guatemala por Héctor Montano, en 1912.

La calavera ET, descubierta en 1906 también en Guatemala. El material de nuevo es el cuarzo, pero no consigue representar un cráneo humano perfecto.

El British Museum, posee calavera británica, que se considera la gemela de Mitchel-Hedges, pero se diferencia en que esta la del British, no está articulada.

También están las calaveras de Baby Luv, descubierta en Ucrania en el 1700; la calavera Max de Guatemala; la calavera de la Compasión; la calavera oceana descubierta en Brasil por un campesino; la calavera Lazuli descubierta en Perú; la calavera Jesuita; y la calavera Shui Ting Er, encontrada en Mongolia.

¿Pero que significa todo esto?

Por supuesto, la rumorología ha sido de lo más dispar, habiendo muchas teorías, como que pertenecía a seres extraterrestres.
Los arqueólogos, en su gran mayoría, se inclinan a pensar que fueron talladas por mayas y aztecas, pero no consiguen explicar la perfección del tallado de las calaveras, pues no hay constancia de que estas civilizaciones dispusiesen de algún medio para conseguir esto.

¿Y las leyendas?

Una de las más famosas es que los mayas dispersaron por todo el mundo 13 calaveras de cristal perfectamente talladas, y que las obtuvieron de los Atlantes antes de que su continente desapareciese, y que, cuando se encuentren y puedan reunirse en un mismo lugar, la sabiduría de los Atlantes podría ser conocida por la humanidad.


De momento, son 11 las calaveras encontradas de las 13 que supuestamente hay, cada una con su nombre y esperando a reunirse.





En el post de la pirámide del triángulo de las Bermudas, comentamos como el proyecto Camelot reunió la esfera hallada en esta pirámide, con la calavera de Mitchel-Hedges, tornándose dorada...

¿Creeis que se reunirán este 2012, para las profecías mayas?


2 comentarios:

  1. Impresionante muy buena informacion
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo tema y muy buena recopilación de info.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...