miércoles, 30 de enero de 2013

Hombres-pararrayos

Existe una posibilidad entre 3 millones de que un rayo caiga sobre un ser humano, aproximadamente. Las probabilidades de que esto ocurra por segunda vez son casi inexistentes. Sin embargo, Roy Sullivan tiene el record Guiness por ser el hombre al que más veces ha alcanzado un rayo en su vida, un total de siete.

Nacido en 1912 en Virginia, Estados Unidos, recibió el impacto de un primer rayo siendo niño, mientras trabajaba con su padre en el campo. El rayo impactó en la hoz, sin causar daños graves a ninguno de los dos.

En 1942, mientras Roy Sullivan trabajaba como guardabosques en el Parque Nacional de Shenadoah, se desencadenó una tormenta eléctrica. Roy se encontraba en la torre de vigilancia, cuando un rayo entró por su pierna y salió por el dedo gordo del pie, haciéndole perder la uña.

En 1969, mientras se encontraba en su camioneta descapotable le cayó otro rayo que le hizo perder el conocimiento y tener un accidente. Un año después, a la puerta de su casa, un cuarto rayo le provocó quemaduras en un hombro.

En 1972, estando en la oficina de los guardabosques, el quinto entró por la ventana y le chamuscó el pelo. En 1973 otro rayo le alcanzó mientras conducía y volvió a quemarle el pelo. 

En 1974, mientras paseaba con su mujer, se formó una tormenta. Roy comenzó a correr para evitar que el rayo impactase en su mujer. En este caso le alcanzó en el tobillo.

En 1977, mientras pescaba, un séptimo rayo impactó sobre él, causándole graves quemaduras en el pecho, estómago y piernas. 

A partir de este momento, Roy cayó en una profunda depresión: nadie quería acercarse demasiado a él. Incluso su mujer le abandonó cuando un rayo impactó en el tendedero de la casa. En 1983 Roy se suicidó.

En Cuba, un hombre llamado Jorge Márquez recibió el impacto de cinco rayos en nueve años. Según su testimonio, su casa fue alcanzada por quince rayos en menos de dos años. Los dos primeros le provocaron la pérdida del conocimiento, pero los siguientes tan solo le provocaron dolores de articulaciones y problemas en las vías respiratorias.


¿Casualidad o mala suerte?

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...