miércoles, 8 de febrero de 2012

El monstruo del lago Ness

Escocia...


Preciosa tierra que, entre todas sus curiosidades y bellos lugares, destaca una historia sobre uno de los grandes mitos de la historia..





El lago Ness recibe cada año miles de visitas de turistas de todo el mundo para conocer una de las mejores leyendas del mundo, y de paso tratar de aclarar su misterio.

Su "inquilino" es conocido como Nessie, criatura legendaria, que a lo largo de los tiempos ha ido originando todo tipo de intrigas y misterio entre los habitantes de la zona. 


1500 años. Ese es el tiempo aproximado que tiene esta leyenda, cuando empezaron a originarse los primeros rumores sobre Nessie. Respecto a la población local, era de esperar que apareciese el grupo de los creyentes en él, llegando a argumentar en favor de la existencia de la criatura, y por otro lado, los escépticos defendiendo que los rumores de Ness solo favorecen a la industria del turismo y el folclore local.


Lamentablemente, y como ocurre en más casos, estamos ante un misterio con pocas o casi ninguna prueba sólida de su existencia. Sí existen numerosos testimonios de avistamientos acerca de cómo podría  ser físicamente. Algunos de ellos son los siguientes:


San Columba: Excelso personaje por estas tierras, pues en el año 521 logró introducir el cristianismo al norte de Irlanda, y sus enseñanzas se fueron extendiendo hasta llegar a Escocia. Cuenta la leyenda que en el año 565 San Columba logró salvar a un lugareño que pasaba por cerca del lago. Según se menciona, fue atacado por unos caballos acuáticos llamados Kelpies, que habitaban en las profundidades del mismo. A lo largo de todo este tiempo el Kelpie fue evolucionando tanto en tamaño como en el nombre, y llegó a ser la criatura que actualmente conocemos.

En 1868 tuvo lugar el segundo gran avistamiento, dando origen a una batalla periodística que se prolongó por más de 40 años. Un pescador divisó una mancha que sobresalía del interior del lago, y aumentaba en forma durante pocos segundos, hasta que, finalmente, volvió a sumergirse. El pescador acudió a la redacción del Inverness Courier, y al día siguiente, el periódico publico el avistamiento que había sido mencionado. Pocos años después, se comenzaron a publicar más y más artículos de diferentes periódicos que trataban de la existencia de un ser nunca antes visto, y que tenia aterrorizados a los habitantes de la zona.

El 11 de agosto de 1933, H. Palmer, explorador, logró describir a una criatura que en apariencia tenía unas medidas descomunales. Palmer solo consiguió distinguir lo que sería su cabeza, pues iba emergiendo del agua, para que instantes después mostrase su mandíbula. Meses después, el fotógrafo K. Wilson llevó una instantánea al periódico Daily Mail en la que, según afirmo pudo fotografiar gran parte de la constitución de esta bestia. Debido a  la presión a que fue sometido por sus compañeros, confesó que era un montaje.

¿Cuál es el verdadero origen de Nessie?

A día de hoy, se han publicado numerosas y diferentes teorías que describen la aparición y el origen del Monstruo del Lago Ness. Una de ellas hace referencia a la evolución que siguió del prehistórico Plesiosauro.


Foto tomada en 1934 por el Coronel Robert Wilson, años mas tarde se demostró que habia sido trucadaEste dinosaurio de la era mesozoica se caracterizaba por poseer un cuello extremadamente largo y cuya cabeza acababa en forma de pico. Era un animal marino que lograba sumergirse cientos de metros y lograba aguantar la respiración durante varias horas.




Sin embargo, expertos han defendido que es muy poco posible que Ness pueda haber evolucionado del Plesiosauro, pues este tenía que subir cada ciertas horas a la superficie y tomar una gran cantidad de oxigeno para luego volver a sumergirse, por lo que a Nessie ya se le tendría que haber visto. Por otra parte, la era del mesozoico se encontraba en plena Edad de Hielo, por lo que el lago debió de permanecer congelado y no pudo habitar ser alguno en su interior.



Una expedición famosa en busca de Nessie fue la llevada a cabo en 1970 por la revista National Geographic, cuyos reporteros fueron provistos de cámaras, scanners, equipos de iluminación... pero que concluyó sin éxito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...