jueves, 9 de febrero de 2012

Tower of London, la fortaleza encantada

En el año 1066, el rey inglés Guillermo el Conquistador comenzó la edificación de una fortaleza que comprendía varios palacios y edificios: la Torre de Londres, junto al río Támesis.

Tower of London
Dentro de este complejo se encuentran unas 20 torres, construidas a lo largo del tiempo, de las cuales muchas fueron usadas como cárceles. 


La Torre Blanca contaba con una sala de tortura; la Torre Verde fue usada para ejecuciones reales y la Tower Hill para la ejecución pública de traidores. 

Había celdas muy agradables y otras peores, como las que se encontraban junto al río, que sufrían humedades y, en ocasiones, inundaciones que mataban a los presos.

En la torre se torturaba, ajusticiaba y decapitaba a los presos, exhibiendo su cabeza durante meses. Todo esto hizo que los rumores sobre apariciones se extendieran rápidamente.


Las primeras apariciones datan de 1241, y corresponden al fantasma del canciller Thomas Becket, ejecutado en 1170.

Entre los fantasmas más famosos encontramos el de Ana Bolena (esposa de Enrique VIII, acusada de adulterio y decapitada en 1536), de la cual se dice que pasea por la fortaleza con la cabeza sujeta debajo del brazo. Su aparición más importante sucedió en 1864, cuando uno de los guardas del palacio la vio, vestida de blanco y sin cabeza. Su reacción fue clavarle su bayoneta, pero la figura la atravesó, provocando una descarga que le dejó inconsciente. Dos soldados más corroboraron haber visto al fantasma por una ventana. Se han recogido numerosos testimonios sobre su presencia:

"Deslizándose despacio por la nave lateral, vagaba una majestuosa procesión de caballeros y doncellas ataviadas en trajes de época. Encabezando la macabra comitiva se encontraba la figura de una elegante mujer que evitaba ofrecer el rostro al asustado testigo, pero se asemejaba enormemente al único retrato que había visto de Ana Bolena. Después de haber recorrido repetidamente la capilla, la procesión al completo, junto con la luz, desapareció"

Ghostly Visitors, escrito por Spectre Striken, publicado en 1882

Ana Bolena

Margaret Pole (madre de Enrique VIII) ejecutada en 1541 se manifiesta en la Torre Verde, representando sus últimos momentos de vida: el verdugo tuvo que golpearla tres veces el cuello con el hacha para decapitarla totalmente. La condesa, que se había negado a poner su cabeza sobre el bloque como un traidor común, es perseguida por el verdugo, que la derriba con una serie de fuertes golpes en la espalda.

Hacha usada en las decapitaciones
 Lady Jane Grey, la Reina de los Nueve Días, fue decapitada en la explanada frente a la Torre y se aparece en el aniversario de su muerte (12 de febrero de 1554) en la Torre de Sales. En 1957, dos guardas vieron cómo una masa blanca adoptaba la imagen de Lady Jane.

En 1605, Henry Percy, duque de Cumberland, fue encarcelado en la Torre Martin por su participación en la Conspiración de la Pólvora con la que se pretendía volar el Parlamento. Aunque en 1621 compró su libertad, su fantasma ha sido visto por las almenas. Los gritos de Guy Fawkes (perteneciente también a esta conspiración) se pueden oír en la torre, como lo hicieron cuando fue torturado, colgado y descuartizado en 1606.

En 1674 unos trabajadores encontraron un cofre que contenía los esqueletos de dos niños, Eduardo V (12 años) y Richard, duque de York (10 años), asesinados en 1483 por orden del duque de Gloucestershire, coronado como Ricardo III. Sus espíritus se han aparecido vestidos de blanco y cogidos de la mano en la Torre Sangrienta.

Eduardo V y Richard de York en un cuadro en una de las torres

También se puede ver el fantasma de Lord Northumberland, ejecutado en 1553 y el de Sir Walter Raleigh, decapitado en 1618

Entrada a la Torre Sangrienta

A parte de estos fantasmas, la Torre de Londres también ha sido protagonista de otros sucesos paranormales y apariciones.

En 1817, el custodio de las Joyas de la Corona, Edmund Lenthal Swifte, presenció en la Torre Martin  cómo un objeto cilíndrico parecido a un tubo de cristal lleno de turbulento líquido azul y blanco se movía alrededor de su esposa. Swifte le arrojó una silla y este desapareció y no se le volvió a ver de nuevo. Swifte relató este incidente en Notes and Queries (1860) así como otros sucesos como el de 1815, cuando uno de los guardas de la torre observó un oso frente a él (Hasta 1835 el recinto alojó animales exóticos como leones, osos, monos, tigres...). Al intentar clavarle su bayoneta, esta atravesó al animal, clavándose en una puerta de madera. Tras informar del accidente, el centinela murió al día siguiente a causa de la conmoción.


La llamada "Puerta de los Traidores" (The Traitor's Gate) era la entrada utilizada por los prisioneros condenados y juzgados en Westminster. Su construcción se llevó a cabo en 1240, durante la reforma llevada a cabo por Enrique III. Pero antes de estar finalizada, hubo una tormenta que provocó un socavón en su base, retrasando su inauguración. Un año más tarde, volvió a repetirse el incidente, por lo que se abrió una investigación que desveló que un clérigo había visto el fantasma de Thomas Becket golpeando el muro con un crucifijo, afirmando que la reforma no era aprobada por Dios. Se incluyó en la torre de la Puerta de los Traidores una pequeña capilla dedicada a St. Thomas Becket, pero ni aun así los fenómenos pararon. Hoy en día las puertas continúan abriéndose y cerrándose solas. Además, se ha visto la figura de un monje con una túnica marrón y se escuchan pasos con el sonido característico sus las sandalias.

Puerta de los Traidores


Sin duda, la Torre de Londres es uno de los lugares más famosos de la capital británica, lleno de sucesos paranormales y que aun en la actualidad continúa dando que hablar.

1 comentario:

  1. Si de decapitar gente x corrupción,, adulterio o traición se trata... hoy el verdugo haría horas extras!!! No habría hacha q aguante jajaja... CHINO JAVI

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...