martes, 27 de marzo de 2012

El asesino del Zodíaco


"Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque, porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar algo es la experiencia más excitante, es aún mejor que acostarse con una chica, y la mejor parte es que cuando me muera, voy a renacer en el paraíso y todos los que he matado serán mis esclavos. No daré mi nombre porque ustedes tratarán de retrasar o detener mi recolección de esclavos para mi vida en el más allá ebeorietemethhpiti" 




El asesino del Zodíaco fue un asesino que actuó en San Francisco en la década de los 60, habiendo enviado cartas con criptogramas hasta el año 1974.

La policía todavía cerró el caso en el año 2004, pero lo reabrión en 2007.

Tras Jack el Destripador, el asesino del Zodíaco es el asesino en serie más famoso, y el que más quebraderos de cabeza ha producido, debido a los crímenes sin resolver que nos legó.
Es curioso que su actividad fue algo escasa, y su "modus operandi", tampoco fue el colmo de la originalidad, pues utilizó armas de fuego en 3 ocasiones, y en 2 un cuchillo.

Fue tan famosos que algunas ciudades impusieron el toque de queda a las 10 p.m. 


La fascinación por esta historia, no es por la cantidad de crímenes ni por su método, sino por su forma de presentárnoslos, pues los asesinatos venían acompañados de unos acertijos increíblemente enrevesados. Podemos definirle como un genio del marketing.

Tras cada crimen cometido, informaba a la policía; envió cartas a los periódicos más importantes del la zona, como el Times Herald, acompañadas de un criptograma de 408 caracteres, que según él, contenía su identidad. En las cartas exigía que se publicase, pues en caso contrario, docenas de personas pagarían con sus vidas.


Los periódicos accedieron, y fueron miles de personas quienes trataron de resolverlo, conguiéndolo 2 lectores, pero el código no daba su nombre sino que decía lo que escribí arriba: 

"Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque, porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar algo es la experiencia más exitante, es aún mejor que acostarse con una chica. Y la mejor parte es que cuando muera, voy a renacer en el paraíso y todos los que he matado serán mis esclavos. No daré mi nombre porque ustedes tratarán de retrasar o detener mi recolección de esclavos para mi vida en el más allá ebeorietemethhpiti".

Los últimos 18 caracteres nunca pudieron ser descifrados.

Cada carta iba firmada con un símbolo; un círculo marcado con una cruz en el centro...ese era su logo, el primer asesino que disponía de uno.

En 1969, demostró su sangre fría, y valentía o locura según se mire, pues atacó a una pareja en el lago Berryessa por la tarde, a pleno sol y cubierto con una capucha y un manto negro con su logo. Esto se sabe porque el hombre logró sobrevivir y llamar a la policía. Dejó escrito en el coche de la pareja un código: "Vallejo 12-20-68, 7-4-69, Sep 27-69- 6:30".





El mismo se bautizó como Zodíaco en las cartas que enviaba, llegando incluso a comentar películas, como "El exorcista".

Llegó a atribuirsele 37 asesinatos, aunque algunos se demostró que no eran suyos, pudiendo acreditársele finalmente 5 víctimas.


Hoy día su identidad sigue siendo una incógnita, debido a lo enrevesado de la situación, pues el FBI llegó a tener hasta 2500 sospechosos, pero hubo uno que llegó a ser investigada seriamente, Arthur Leigh Allen. 

En 1971, un amigo suyo denunció sus sospechas a la policía de San Francisco, pues en su coche había varios cuchillos ensangrentados, que afirmó que usó para matar pollos.

Tras varias investigaciones, no encontraron evidencia físicas para probar que Allen era el asesino del zodíaco, y no se presentaron cargos, a pesar de que tenía antecedentes por violaciones y las varias armas que poseía en su domicilio. Además su caligrafía no correspondía con la contenida en las cartas, y la prueba de ADN fue negativa.

Del asesino, por tanto, no hay rastro, y sí pocas pruebas. Solo 3 jóvenes presenciaron el asesinato de un taxista, y pudo realizarse un retrato robot.

Este es uno de los casos sin resolver más famoso, y que como muchos sabreis, tuvo una película en 2005, por si quereis verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...