viernes, 9 de marzo de 2012

Las momias del doctor Knoche

Gottfried Knoche
El doctor Knoche fue un médico cirujano alemán que inventó el líquido embalsamador que empleó para momificar docenas de cuerpos, incluido el suyo.

Gottfried Knoche nació en Alemania en en 1813, pero en 1840 emigra a Venezuela, donde adquiere una propiedad, la Hacienda Buena Vista, ubicada en el sector Palmar del Picacho de Galipán, en Caracas. Allí se hizo conocido por atender a los pobres sin cobrar por sus servicios. Pero comenzaron a surgir testimonios de personas que veían cadáveres humanos y de perros en su propiedad.





Durante años,se dedicó a intentar descubrir un método para evitar la descomposición de los cuerpos. Experimentó con cadáveres no reclamados de la Guerra Federal. Finalmente descubrió un líquido que momificaba los cuerpos, los cuales guardaba en su laboratorio. La técnica consistía en inyectar una fórmula en la yugular de una persona moribunda. El suero recorría el cuerpo momificando el cadáver, sin tener que extraer las vísceras. 

Hacienda Buena Vista

Su fama creció hasta tal punto que los familiares de uno de los hombres más influyentes de Caracas, Tomás Lander, pidieron a Knoche que le momificara. Una vez concluido el proceso, le vistieron y maquillaron, y colocaron su cuerpo en un escritorio a la entrada de su casa. En 1940 el gobierno exigió que el cadáver fuese enterrado.

También el presidente Francisco Linares Alcántara fueron momificado por Knoche,

En su propia casa conservaba cinco tumbas de mármol con las momias de su hija (Anna Müller Knoche), su yerno (Heinrich Müller), su herman (Wilhelm Knoche), una enfermera (Josephine Wasmann, hermana de Amalie Wasmann) y la suya propia, pues se había reservado una dosis del suero, que su enfermera, Amalie Wasmann, debía inyectarle al morir. Para ella también había una dosis y, finalmente también fue momificada. Las llaves del mausoleo fueron arrojadas al mar y a la puerta del mausoleo se colocó el cuerpo de José Pérez, un soldado, protegiéndoles.

Interior del mausoleo

Olga Engels junto
a la momia de José Pérez

En 1926 la finca queda abandonada. Al caer en ruinas, las momias fueron robadas, desmembradas o reclamadas por estudiantes de medicina. La fórmula de su suero, del que no se conocen precedentes hasta entonces, es todavía desconocida.

1 comentario:

  1. Que verdadera pena y vergüenza que eso no haya sido debidamente cuidado ... preservado y finalmente estudiado para beneficio de la medicina en general... los delincuentes comunes solo los robaron y destruyeron.... una verdadera pena CHINO JAVI

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...