jueves, 12 de abril de 2012

Los pactos con el Diablo

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha mostrado disposición a negociar y realizar tratos con el Diablo o demonios, para poder obtener beneficio propio, o el de otros.



Fama, riqueza, poder, amor, sexo, bienestar...esto es lo más habitual que se pide, pero las entidades malignas, lógicamente no dan nada gratis.


Los que han realizado alguna vez este tipo de prácticas, suelen ser personas que se sienten abandonadas por Dios, encontrándose con una vida vacía y sin ninguna razón para seguir.
Se veían necesitados de riquezas, motivaciones como el amor o la fama...y por ello deciden pactar con el Diablo.



Siempre se ha dicho que hay 2 modos de llegar al punto de una negociación con el señor del mal; o buscándole, o siendo el mismo Diablo el que se te aparece para ofrecerte acabar con tus sufrimientos.

Hay veces en que el Diablo se aparece a personas puras de corazón, y muy nobles, con el objetivo de adueñarse de un alma poderosa como son estas.

¿Qué quiere el Diablo?

El que pacta con el Diablo, se obliga a entregar su alma a este, quedando condenado a sufrir en el infierno.

Hay varias formas o rituales para vender el alma al Diablo, y son varios libros los que hablan sobre ello.

El libro del Gran Grimorio es uno de los pilares de la demonología y un gran referente para invocar al mismísimo Lucifer.

Su redacción se atribuye a Antonio del Rabino, un mago de Venecia que aseguraba haber redactado el libro basándose en escritos del Rey Salomón (hijo del Rey David del Antiguo Testamento).

El libro da las claves para invocar al Diablo, y además ofrece una serie de triquiñuelas y escapatorias mediante cláusulas dobles, con el fin de evitar que el Diablo venga a reclamar su parte.

Otro libro, el Grimorium Verum, habla de la venta del alma al Diablo. Este libro alude a los 3 demonios con los que es más habitual pactar: Lucifer, Belcebú y Astaroth, así como los detalles a tener en cuenta para su invocación.

El libro Grimorium Honorii Magni, del Papa Honorio el Grande, es el más diabólico de todos, el cual es el más polémico por mostrar influencias cristianas que dotan a esta obra de un carácter blasfemo muy elevado.

Se publicó en Roma en 1629, pero conoció la fama en 1760 a partir de una traducción francesa. Se atribuye al Papa Honorio III que fue Papa entre 1216 y 1227.

En España, uno de los libros considerados como prohibidos muy populares, es el Gran Libro de San Cipriano. En el se especifica el ritual de invocación y los pactos satánicos. A partir de este libro, surgieron muchas leyendas, y se le relacionó con las Meigas.


Este libro solo se puede encontrar en mercados de 2ª mano relacionados con lo esotérico.

En varias webs sobre magia y esoterismo, dan otras fórmulas y ritos de invocación.

Ha habido algunos casos curiosos de supuestos pactos con el Diablo, como el caso de Robert Johnson, o Gilles de Rais.



Esta práctica siempre ha estado presente para algunos, y hoy en pleno siglo XXI, seguro que son varios los que lo intentan.

1 comentario:

  1. Aquí falta al menos un detalle: Los pactos con cualquier demonio tienen una duración de 20 años. Pasado ese tiempo, vienen a por lo que es suyo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...