jueves, 15 de noviembre de 2012

Los Jardines Colgantes

¿Qué no se hace por amor? ¿o por pasión? ¿o por obsesión?




La primera de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo en ser construida tras la pirámide de Keops no sería realizada hasta 2000 años después en la ciudad de Babilonia, al este del Eúfrates, en el actual Irak. En los siglos VI y VII aC., Babilonia era una gran ciudad, famosa por sus imponentes murallas y por el monumento conocido como La Torre de Babel.

En el Siglo XI aC, Nabucodonosor II, rey de los caldeos, quiso hacer a su esposa Amytis, hija del rey de los medos, un regalo que demostrara su amor por ella y le recordara las hermosas montañas de su florida tierra, tan diferentes de las grandes llanuras de la mítica ciudad de Babilonia.

Realmente estos jardines no eran colgantes. Su nombre se debe a una mala traducción y realmente su significado quiere decir más bien "saliente", o en todo caso "balcón". Eran jardines en terrazas que subían de forma escalonada, soportados por grandes y gruesos muros de carga con grandes arcos.

Con la decadencia de Babilonia y el fin del Imperio neobabilónico, los jardines fueron abandonados progresivamente. Cuando Alejandro Magno llegó a la ciudad en el siglo IV aC, los jardines ya estaban parcialmente en ruinas y totalmente abandonados. Finalmente los jardines fueron destruidos por el rey Evemero en el año 125 aC.


Los jardines estaban situados junto al palacio del Rey, precisamente al lado del río, para que los viajeros los pudieran contemplar, ya que el acceso estaba prohibido al pueblo. Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyos.

Los Jardines Colgantes de Babilonia probablemente no "colgaban" realmente en el sentido de estar suspendidos por cables o cuerdas. El nombre proviene de una traducción incorrecta de la palabra griega kremastos o del término en latín pensilis, que significa no justamente "colgar", pero si "sobresalir", como en el caso de una terraza o de un balcón.

El geógrafo griego Estrabón, quién describió los jardines en el siglo I aC, escribió:

“Éste consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.”


Las excavaciones arqueológicas más recientes en la antigua ciudad de Babilonia destaparon el asentamiento del palacio. Otros hallazgos incluyen la construcción abovedada con paredes gruesas y una irrigación cerca del palacio meridional.

Un grupo de arqueólogos examinó el área meridional del palacio y rehicieron la construcción abovedada como los Jardines Colgantes. Sin embargo, el historiador griego Estrabón había indicado que los jardines estaban situados en el río Éufrates, mientras que la construcción abovedada esta alejada varios cientos de metros. Reconstruyeron el lugar del palacio y localizaron los Jardines en el área que se extendía del río al palacio.

En la orilla del río, las paredes recientemente descubiertas de 25 metros de espesor pudieron estar escalonadas en forma de terrazas, tal como las describen las referencias griegas. Sin embargo, hay pocas pruebas para cualquiera de estas teorías, pues no se menciona nada en los numerosos documentos babilónicos de la época.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...