lunes, 10 de junio de 2013

el libro perdido de enki

La teoría evolucionista mundialmente aceptada, es que descendemos del mono, y el curso de esa evolución nos llevó a adoptar la forma que hoy día tenemos y a desarrollar una inteligencia que nos ha traído el estado del bienestar. Sin embargo, en la civilización de los sumerios, se han encontrado textos que desafían esta teoría evolucionista.



La civilización sumeria surgió en lo que hoy es Irak sobre el año 6000 a.C. También se sabe que los sumerios fueron los primeros en plasmar por escrito los relatos de dioses y hombres, a partir de los cuales todos los demás pueblos, incluidos los hebreos, se basaron en los relatos de la Creación, o para contar la historia de Adán y Eva, Caín y Abel, el Diluvio y la Torre de Babel, y de las guerras y los amores de los dioses, tal y como se reflejaron en los escritos de griegos, hititas o persas. Como atestiguan estos escritos antiguos, sus fuentes fueron aún más viejas; algunas descubiertas, pero muchas perdidas.
Decenas de miles de tablillas de arcilla se han descubierto en las ruinas de Oriente Próximo, muchas de las tratan aspectos totalmente cotidianos, como acuerdos comerciales o salarios de los trabajadores. 

Otras conforman un grupo de textos canónicos, de literatura sagrada, que se escribieron en lengua sumeria y se tradujeron después al acadio, (la primera lengua semita) y más tarde a otras lenguas de la antigüedad. E incluso en estos escritos primitivos que se remontan a casi seis mil años, encontramos referencias a “libros” (tablillas, en realidad) perdidos.

Entre los hallazgos descubiertos, podemos calificar como increíbles unos donde aparece información de los 10 soberanos antediluvianos y de sus 432.000 años de reinado, conocidas como "las listas de los reyes sumerios" (y exhibidas en el Museo Ashmolean de Oxford, Reino Unido).

Estos textos sugieren que el cronista original de la “llegada de los dioses”, había sido uno de aquellos líderes.


Este cronista, convertido en testigo de aquella historia, (según las tablillas),  fue uno de los visitantes que vino con el primer grupo de "astronautas" venidos del espacio.
E.A eran las iniciales a las que respondía este sujeto, que quedó decepcionado porque el mando de la misión de los visitantes se le dio a su hermanastro y rival En.Lil, una humillación que en absoluto fue paliada con la concesión del título de En.Ki (“Señor de la Tierra”).

Este visitante fue relegado en el E.Din (“Edén) para supervisar la extracción de oro en el Ab.Zu (África sudoriental). Enki fue, además de un gran científico, el que descubrió a los homínidos que habitaban aquellas zonas y de este modo, cuando los Annunaki o visitantes que trabajaban en las minas se amotinaron y dijeron “basta!”, fue él quién pensó que la mano de obra que necesitaban se podría conseguir adelantándose a la evolución por medio de la ingeniería genética.

Y así apareció el Adam (literalmente “El de la Tierra”, el terrestre). Como híbrido que era, el Adam no podía tener descendencia; pero los acontecimientos de los que se hace eco el relato bíblico de Adán y Eva en el Jardín del Edén dan fe de la segunda manipulación genética de Enki, que añadió los genes necesarios para la procreación. 

Y cuando la Humanidad, al progresar, resultó no adecuarse a lo que tenían previsto los dioses, fue Enki el que desobedeció el plan de su hermano 

Enlil de dejar que la Humanidad pereciera en el Diluvio. Fueron unos acontecimientos en los que el héroe humano recibió el nombre de Noé en la Biblia y de Ziusudra en el texto sumerio original, más antiguo.


Entonces, ¿Quién fue Enki?

Enki fue el primogénito de Anu, soberano de Nibiru. Como buen científico, Enki legó los aspectos más importantes de los avanzados conocimientos de los Annunaki a sus 2 hijos, Marduk y Ningishzidda (que, como dioses egipcios, fueron conocidos como Ra y Thot respectivamente). Pero también compartió con la Humanidad ciertos aspectos de tan avanzados conocimientos, enseñándoles a individuos seleccionados los “secretos de los dioses”.

En al menos dos ocasiones, estos "elegidos" plasmaron por escrito aquellas enseñanzas divinas como legado de la especie. Uno de ellos, llamado Adapa y probablemente hijo de Enki, es conocido por haber escrito un libro titulado Escritos referentes al Tiempo, uno de los libros perdidos más antiguos. El otro, llamado Enmeduranki, fue con toda probabilidad el prototipo de Henoc bíblico, aquel que fue elevado al cielo después de confiar a sus hijos el libro de los secretos divinos, y del cual posiblemente haya sobrevivido una versión en el extrabíblico Libro de Henoc.



¿Por qué vinieron a la Tierra?

A pesar de ser el primogénito de Anu, Enki no estaba destinado a ser el sucesor de su padre en el trono del planeta Nibiru. Unas de las normas sucesorias, le daba ese honor al hermanastro de Enki, Enlil. Tratando de resolver tal problema Enki y Enlil terminaron en una misión en un planeta extraño –La Tierra-, cuyo oro necesitaban para crear un escudo que preservara la cada vez más tenue atmósfera de Nibiru.

Fue en este marco, en el que Enki decidió desafiar los planes de Enlil de hacer que la Humanidad pereciera.

Este conflicto culminó en el último siglo del tercer milenio a.C., cuando Marduk, primogénito de Enki proclamó que él y no el primogénito de Enlil, Ninurta, debía heredar la Tierra. El amargo conflicto desembocó en una serie de guerras y llevó a la utilización de armas nucleares. El resultado no intencionado de todo ello fue el hundimiento de la civilización sumeria.

Este es el relato expuesto Zecharia Sitchin, que fue un arqueólogo autor de una serie de libros algo controvertidos, que se apoyaban en la teoría del "astronauta antiguo", el origen extraterrestre de la humanidad y el controvertido origen de los sumerios.

El Libro Perdido de Enki es la traducción hecha por Zecharia Sitchin del conjunto de tablillas sumerias encontradas en el Mediterráneo, donde uno de los dioses sumerios de la creación, Enki, cuenta que los Anunnaki, (grupo de deidades sumerias), vinieron desde el planeta Nibiru, intentando evitar la destrucción de su especie, viajando hasta la Tierra.

Por supuesto, estos libros y teorías del fallecido arqueólogo, fueron objeto de duras críticas y acusaciones de negligencias en la traducción de estos textos.

Sin embargo, no deja de ser apasionante, ¿no?

Aquí podeis leer el libro.

4 comentarios:

  1. ¿además de este arquelogo, alguien ha realizado alguna otra traducción o se han continuado los estudios para saber cuan verídico es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomiendo ver los videos en youtube de Gerardo Amaro, en concreto el llamado: Chichen Itza; La historia oculta de kukulcan.

      Gracias!

      Eliminar
  2. Es DESINFORMACION PURA. Este señor se vendió a los ANNUNNAKI hace mucho tiempo. Nos hace pensar (entre muchas otras falsas) que enki fue un ser de Luz, cuando la verdad es que pertenece a una estirpe REPTILIANA que bajó nuestra vibración en la época de Lemuria. Pueden corroborarlo, ya hay mucho material en la red...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como saver si es farsa ? Cuales son tus fuentes ?

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...