jueves, 1 de marzo de 2012

La Santa Compaña

Aquí vamos con una de mis leyendas favoritas, pues además de parecerme un cuento muy entretenido, puede poner los pelos de punta, según quien te lo cuente, y según donde estés en ese momento.


Galicia, es la región de lo misterioso por excelencia en España, y su mayor mito, es el de la Santa Compaña o Estadea, aunque no es exclusivo suyo, pues las apariciones de esta, han sido también en León, (Hueste de las ánimas) o Asturias, (Hueste), incluso en Francia, (Mesnie u Hoste).

El número de testimonios sobre esta es significativo, así como el número de historias que circulan respecto a ella.
En tal caso, a pesar de estar en el Siglo XXI, es un mito que hoy día sigue vivo.

Resumidamente, la aparición de esta, es un presagio de muerte, como ocurría con las "Banshees" de las que ya hablamos.

La Santa compaña, está formada por un grupo de ánimas, que suelen ir en 2 filas, vestidas de blanco o de negro, descalzos, en silencio o emitiendo algún tipo de rezo y con velas en las manos. Es fuerte y característico el olor a cera extremadamente fuerte que la acompaña. También suelen portar un ataúd.

Y por último, esta tenebrosa procesión de difuntos va encabezada por una persona "viva", que porta una cruz y un caldero con agua bendita.

Con su paso, todo ruido se desvanece, siendo los animales, en especial los perros, los que la detectan enseguida, aullando sin cesar.

Son varias las versiones, pero más o menos, coinciden en que además de presagiar la muerte, apareciéndose a alguien, o rodeando su casa, también buscan a gente viva, para que su líder pueda colocarle la cruz y el caldero con agua bendita.


Según se dice, es posible distinguir a la persona viva que se dedica a vagar con las ánimas por la noche, pues ésta, suele ser una persona que empalidece demasiado deprisa y de forma acentuada, adelgazando muchísimo, y presentando un aspecto demacrado generalmente, y esta persona, no recuerda durante el día su procesión nocturna.

Al no descansar ninguna noche, su salud empieza a empeorar en exceso, y debe de colocarle los instrumentos a otro.

Puede verse cualquier día del año, pero es más fácil verla la noche de San Juan, el 24 de Junio, o la noche de Halloween, el 1 de noviembre, partiendo sobre las 12 de la noche.

Seguro que habéis visto un cruceiro alguna vez. Son muy habituales en Galicia, Portugal, Irlanda, Inglaterra y Brasil.


La tradición popular, cuenta que, puedes librarte de ser capturado, subiendote en los escalones de un cruceiro, aunque tambien se dice que puedes agarrarte a una cruz propia y rezar, incluso abrir las manos para evitar que te coloque en el puño la cruz.

En mi pueblo, Atás, del que ya os hablé una vez, en el artículo del Pozo de la mano negra, ha sido habitual verla por los bosques cercanos, según cuenta la gente de allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...