domingo, 15 de abril de 2012

Cândido Godói, la Ciudad de los Gemelos



El periodista argentino Jorge Camarasa publicó recientemente un libro, El Ángel de la Muerte en Sudamérica, en el que sigue el recorrido de Josef Mengele por Argentina, Paraguay y Brasil desde su llegada en 1949 hasta su muerte.



En 1963, Mengele llegó a Cândido Godói, un pequeño pueblo de Rio Grande do Sul, Brasil, fronterizo con Argentina. Desde entonces, la tasa de nacimiento de gemelos de ese pueblo cuadruplica la media mundial.




Se trata de una comunidad de emigrantes alemanes del sur de Brasil. La lengua más hablada es el dialecto de la región de Hunsrüick de Alemania, y la organización social que lo rige es una cooperativa perfecta que provee de cloacas, luz eléctrica y teléfonos a los habitantes de origen europeo. La mayoría de los residentes trabajan sus campos sembrados de soja y sus familias están asentadas allí desde los principios del siglo XX. Cândido Godói es un pueblo modelo de orden social, sin favelas, analfabetismo, violencia ni desocupación.


Los primeros testimonios sobre la presencia de Josef Mengele en la zona de Cândido Godói remiten a 1963. Hay testimonios de que atendía a las mujeres embarazadas, les daba distintas drogas y preparaciones. Hablaba en esos años de inseminación artificial de seres humanos y animales, que en esos días sonaba como algo imposible.

Una vieja médica del lugar, Anencia Flores da Silva, entrevistó a varios habitantes y descubrió a un médico itinerante que se hacía llamar Rudolph Weiss. Da Silva cuenta que por los testimonios de mujeres supieron que además de atender casa por casa, solía tomar muestras de sangre.


El fenómeno ha sido estudiado por genetistas brasileños, europeos y americanos, quienes se han rendido ante la imposibilidad de explicarlo científicamente: en Cândido Godói la proporción de nacimientos de gemelos es de uno cada cinco partos, y en el resto del mundo es de uno cada veinte.




La bióloga Ursula Matte, del Hospital de Clínicas de Porto Alegre y de la Universidad de Rio Grande do Sul, hizo un estudio genealógico y genético de todos los pares de gemelos, y constató que el 67% de ellos era dicigótico (mellizos) y el 33% restante era homocigótico (gemelos idénticos).

La primera conclusión que se desprendía de su estudio era que no parecía un caso de herencia genética, ya que ella está asociada habitualmente a gemelos homocigóticos. También descartó el factor casual, desechando que pudiera ser una coincidencia natural el que se hubiesen agrupado en la región de Cândido Godói tantas familias con predisposición genética para tener gemelos. Además, aunque pudiera pensarse en un agrupamiento de personas con esas características, viviendo en un mismo lugar y casándose entre vecinos, casi sin éxodo y sin inclusión de nuevos moradores, viviendo durante muchos años en el mismo lugar y procreando muchos hijos, un dato resultó de lo más curioso: a partir de los años 80, el número de nacimientos de mellizos tendía a decrecer, en vez de aumentar o permanecer como sucedía 20 años antes.

Hoy en día , en la ciudad, los partos múltiples se han convertido en atracción turística, celebrándose cada dos años la Fiesta de los Gemelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...