sábado, 7 de abril de 2012

La misteriosa desaparición de Oliver Thomas


El 24 de diciembre de 1909 el jóven Oliver Thomas (llamado también Oliver Larch), de 11 años, desapareció sin dejar rastro.

Los Thomas, una familia de granjeros de Brecon, Gales, habían estado preparando una gran fiesta para Nochebuena. La señora Thomas se encontraba en la cocina preparando la cena mientras los niños esperaban los regalos y los adultos conversaban entre ellos. Entre los invitados se encontraban el comisario del pueblo, el veterinario y el pastor de una localidad vecina, todos acompañados de sus familias. En total eran quince personas. 

La señora Thomas envió a su hijo Oliver a coger agua al pozo de la casa, situado apenas a unos metros. El niño se calzó unas pesadas botas y, protegido con una bufanda, salió de la casa con un balde en la mano. Solo habían pasado unos instantes cuando todos se estremecieron al oír un alarido del pequeño. Fue un grito penetrante, más que nada de sorpresa, que inmediatamente después fue seguido por llamadas de auxilio: “¡Socorro, se me llevan!”.



Todos los presentes salieron corriendo hacia la puerta. Los hombres salieron armados con rifles y palos pensando que se trataba del ataque de un lobo. Pero en el exterior no estaba el pequeño, no había nadie. Siguieron el rastro que el niño había dejado en la nieve: unas pisadas que se interrumpían bruscamente, como si hubiese desaparecido sin dejar rastro o algo lo hubiese alzado para llevárselo volando. 

Entonces, todos pudieron escuchar claramente de nuevo los gritos de Oliver, que, para sorpresa general, venían de encima de sus cabezas: “¡Socorro, me han cogido! ¡Socorro!”, le oyeron gritar. Pero era incapaces de ver nada en el cielo. Pidieron al chico que les indicase dónde estaba, pero Oliver ya no decía nada coherente, solo chillaba. Unos gritos de terror que se pudieron oír durante casi un minuto, hasta que la voz del pequeño se fue volviendo cada vez más tenue, como si fuese subiendo y estuviese cada vez más lejos. 

Las huellas del muchacho sobre la nieve parecían normales, pero se interrumpían bruscamente a unos 20 metros de la casa. A 2 metros de las últimas se encontraba el cubo.


Al amanecer llegaron unos policías de Brecon, que registraron con detalle toda la casa, los alrededores y el pozo, pero no encontraron ninguna pista. La única explicación que parecía plausible era que algo se lo había llevado volando. 

Durante años han sido muchos los intentos de explicar lo que le ocurrió a Oliver Thomas. Desde un primer momento se barajó la posibilidad de que lo capturase algún tipo de pájaro. En 1977 muchos se acordaron de este misterioso caso después de que se conociese el ataque de dos misteriosas aves negras a un niño de diez años llamado Marlon Lowe. El suceso tuvo lugar en Michigan (Estados Unidos) y no acabó trágicamente porque su madre intervino rápidamente y arrebató a su hijo de las garras de los animales cuando ya se estaban llevando por el aire al pequeño. Casos similares han ocurrido en diversos lugares del mundo y en buena parte continúan siendo un misterio, pues según los testigos no se trata de aves conocidas. En ocasiones se ha especulado que podría tratarse de algún superviviente de los teratórnidos, unos parientes del cóndor de los Andes que vivieron hasta hace unos 10.000 años en Norteamérica. Pero esas especies no se conocen en Europa. 



A veces las descripciones de las criaturas son aún mas extrañas, pues parecen reptiles alados como los que vivían en la época de los dinosaurios. 


Otra hipótesis recuerda que, según diversas tradiciones, durante momentos determinados del año, como la víspera de Navidad, de Todos los Santos o de San Juan, los límites de nuestro mundo parecen quedar mas difusos, siendo posible que salten hasta nuestra realidad entidades que normalmente no viven entre nosotros. Entidades que forman parte del mundo de monstruos como el chupacabras, el diablo de Jersey o el demonio de Dover y que han sido vistas en diversas ocasiones y lugares.

2 comentarios:

  1. Yo creo que la verdadera hipótesis es la de que en diversos días festivos se abren las puertas de nuestro mundo a posibles criaturas de otros lugares.
    Un saludo y sigan superándose este blog es genial.

    ResponderEliminar
  2. Todo existe hasta q se demuestre lo contrario o no?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...