martes, 16 de octubre de 2012

Ochate, pueblo maldito

Existen en la geografía española alrededor de 2.500 pueblos abandonados. Ya mayoría han finalizado sus días bajo las aguas de pantanos o se han ido despoblando poco a poco a medida que sus habitantes jóvenes emigraban y los ancianos morían. El silencio y la desolación que inspiran esos restos que un día estuvieron repletos de actividad no deja de ser sobrecogedor en la mayoría de casos, pero en determinados lugares hay algo más...



Ochate es uno de esos lugares que han sido considerados como malditos y es que la historia de este lugar esta marcada por una serie de sucesos trágicos como muertes, epidemias, desapariciones o fenómenos paranormales…que han dejado una huella que no se puede borrar.

Este lugar, desde sus orígenes, ya ha estado marcado por la desgracia. Las primeras referencias hablan de Goate (primer nombre del pueblo, que significa “puerta de arriba”), de la Edad Media, del año 1134. Un siglo más tarde se construiría la Torre, que es lo único que queda del viejo Ochate. Desde el siglo XIII hasta el XVI parece como si a este lugar se lo hubiese tragado la tierra ya que no hay referencias sobre el hasta que en el siglo XIX se convirtió en el lugar mas próspero de toda la comarca.

Aquí precisamente es donde comenzará su maldición ya que una serie de epidemias arrasarían toda la población hasta que en 1870 el lugar quedó despoblado para siempre.

Ochate volvió a saltar a la palestra en 1981 cuando salieron a la luz unas fotografías de un tal Prudencio Muguruza en las que se ve un OVNI descendiendo sobre la población.

A partir de aquí este enclave se convirtió en un lugar sagrado para los amantes del misterio y cada fin de semana se masificaba de gente ávida por encontrar alguna muestra de los horrores que allí se manifestaban.

Y es que en la vieja torre de la iglesia que queda en pie, punto álgido del enclave maldito, han ocurrido todo tipo de sucesos terroríficos, se han obtenido espeluznantes psicofonias, han ocurrido muertes en extrañas circunstancias como la de un tal Alberto Fernández que estaba obsesionado con este lugar y apareció muerto en un cobertizo cercano a la torre, en el interior de su coche; se han dado misteriosas desapariciones...y lo que a mi me parece más tétrico, se oyen extraños latidos cuando cae la noche.

Hay una serie de sucesos extraños acecidos en Ochate:

En 1860 una epidemia de viruela mató a la mayoría de habitantes, sólo sobrevivieron 12 personas.

Cuatro años más tarde se produce una nueva epidemia, en esta ocasión de tifus. La aldea se va repoblando de nuevo hasta que en 1870 la cólera la volvió a fulminar (sólo habían transcurrido diez años).

Lo más desconcertante del caso es que semejantes plagas se ciñeron a Ochate, sin afectar a los pueblos vecinos y colindantes.

Fue a partir de ese momento cuando la leyenda marcó a la aldea como “maldita”. Hay una inscripción en una peña cercana que dice: ”Que la peña Arrate caiga y mate a todos los que habitan Ochate”. Incluso el propio nombre del pueblo, traducido como “puerta fría” “puerta de arriba”,”puerta secreta”... no deja de ser especial.

Además, han ocurrido multitud de desapariciones misteriosas de personas en este lugar.
Por ejemplo, la desaparición del párroco, de agricultores, labradores... Así mismo, otros visitantes, como empresarios, pelotones de soldados, fueron sorprendidos por extrañas luces, neblinas, ruidos de ultratumba, aumentando así la fama de este lugar.

Recientemente, este pueblo ha recibido la visita de multitud de grupos de investigadores, obteniendo espeluznantes resultados, pero también trágicos, pues ha habido casos en que hubo fallecimientos en extrañas circunstancias.

Como dijimos, estas leyendas se dieron a conocer debido a un reportaje lanzado a principios de los años ochenta por la revista de fenómenos paranormales “Mundo Desconocido”, cuyo título era “Luces en la Puerta Secreta”. El reportaje en cuestión estaba basado en una fotografía que Prudencio Muguruza hizo en 1981, en la cuál aparecía un OVNI en las proximidades de Ochate. Pese a que un grupo de expertos cuestionó la instantánea (revelada dos meses después), la Universidad de Bilbao no pudo demostrar que la imagen fuera falsa.

Sin embargo, hay investigaciones que "quitan hierro al asunto", pues se han encontrado algunas contradicciones.

Una de estas investigaciones afirma que el pueblo no quedó despoblado por grandes mortandades, incluso se ha encontrado con vida al último habitante de Ochate. Se llama José Aránguiz, y desmitifica la historia del pueblo.

Al parecer, la historia de Ochate se basa muchísimo más en el llamado “boca a boca” que en datos reales que se puedan verificar, contrastar y/o demostrar. Como ya hemos dicho, la leyenda dice que este pueblo quedó despoblado a raíz de una serie de misteriosas epidemias de viruela, tifus y cólera (amén de las misteriosas desapariciones), y que por ello podría clasificarse dentro de los llamados “pueblos malditos”. 

No obstante, hay que matizar que las fechas de las epidemias en este pueblo no coinciden con las fechas de las epidemias de las mencionadas enfermedades que azotaron el resto de la provincia de Burgos, así como de la vecina Álava, y que no existen datos en el archivo episcopal de mortandades tan elevadas.

¿Realidad o ficción?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...