sábado, 13 de octubre de 2012

La pirámide de Gizeh

Una de las grandes construcciones de la historia de la humanidad, y la única de las Siete Maravillas del Mundo que sigue en pie es la Gran pirámide de Gizeh, la más antigua de estas maravillas, además de ser la mayor de las pirámides de Egipto. 

Su construcción fue ordenada por el faraón de la IV dinastía del Antiguo Egipto, Keops. El arquitecto de dicha obra fue Hemiunu.

Esta maravilla de la arquitectura, a pesar de su avanzada edad, sigue guardando misterios en su interior, además del modo en que fue construído semejante coloso.


Fue construida con unos 2.300.000 bloques de piedra, cuyo peso medio es de 2,5 toneladas por bloque, aunque algunos de ellos llegan a pesar hasta 60 toneladas. 

Según el historiador Herodoto, que visitó la piramide aún intacta en el siglo I aC acompañado de los sacerdotes egipcios, tardaron cerca de 20 años en su construcción. De acuerdo con los expertos, estos sacerdotes engañaron a Herodoto, ya que de haberse construido en ese periodo de tiempo habrían sido necesarios 100.000 obreros trabajando las 24 horas del día durante todos esos años, colocando un bloque de 2,5 a 10 toneladas cada 3,5 minutos. Los egipcios de la IV Dinastia jamás dispusieron de tanta mano de obra, seguramente ya estaba allí cuando llegaron y simplemente se atribuyeron el mérito.

Pero la auténtica maravilla de la Gran Pirámide fue su revestimiento de mármol de 25.000 bloques de 16 toneladas cada uno, pulidos a la perfección en un grado comparable al que se logra hoy con los espejos para telescopios (de hasta 5 m). Cada bloque tenía 7 planchas planas de 3 metros cuadrados cada una.


El revestimiento se mantuvo hasta el año 1250 de nuestra era, cuando los turcos otomanos empezaron a desmantelarlo para construir sus palacios, solo se salvaron 40 bloques que quedaron protegidos por las dunas. Para llegar a conocer la precisión del tallado sólo se puede recurrir al Maser, aparato de última generación inventado durante esta década.

La época de su construcción aún es un misterio, pero parece claro que cada vez, más historiadores coinciden en que no se construyó en la época de Keops y que es más antigua de lo que se suele creer. Debido a que sus caras no son totalmente rectas sino que se curvan ligeramente hacia adentro, y a su perfecta orientación al norte geográfico, el día del equinocio el Sol incide de manera que la sombra parte exactamente en dos la cara norte. Se cree que tiene unos 14000 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...