jueves, 7 de noviembre de 2013

La leyenda de San Galgano


La espada Excalibur es una de las historias más famosas de la historia, motivo de muchos cuentos y películas, siendo su origen constantemente un mar de dudas. 



Como en la leyenda del Rey Arturo, Galgano es una historia de una "espada en la piedra". 
Arturo tuvo que extraer de la piedra la Excalibur para probar que él debía ser el rey, pero en la leyenda de Galgano tuvi qe hundirse la espada en la piedra Toscana del monte Siepi, cerca de Siena, (Italia), como una señal de que estaba renunciando a los placeres mundanos y a la nobleza. 

Desde entonces, la espada de Galgano permanece allí hasta el día de hoy. Cerca de allí se encuentran las ruinas de la Abadía San Galgano, que según muchos expertos, tal vez sean el mejor ejemplo de arquitectura gótica de país.

Algunos medievalistas creen que la historia de San Galgano es el origen de la leyenda de la espada del Rey Arturo y que en el siglo XIII, cuando la espada Galgano era famosa en toda Europa, fue cuando el mito de la espada en la piedra se incorporó a la tradición del Rey Arturo.

Galgano Guidotti, hijo de Guido e Dionisa, nació en 1148 en Chiusdino, (Siena), en plena Edad Media. Se convirtió en Caballero, y durante su juventud, fue una persona prepotente y frívola. Con el paso del tiempo, Galgano comenzó a darse cuenta de que sus actos no le conducían a ningún sitio y decidió mudarse al Monte Siepi, para convertirse en ermitaño, para obtener la paz e iluminación que siempre quiso.

Recibió la visita de amigos y familiares para decirle que era estúpido lo que estaba haciendo. 


Su madre le instó a que volviese con su prometido, y eso hizo. No obstante, por el camino, su caballo se encabritó y le lanzó al suelo. En cuanto se incorporó, la leyenda dice que escuchó una voz celestial que le ordenó que volviese a su vida de ermitaño.

El Papa Lucio III tuvo un encuentro con él, y le animó a construir una ermita en el lugar donde depositó su espada, y como señal de su renuncia definitiva a una vida de violencia, cogió su espada y la clavó en una roca, con el fin de que se asemejase a una cruz y poder rezar delante de ella.

En 1181 fallece y en 1185 fue nombrado Santo por Lucio III.

40 años después de su muerte, se construye la Abadía de San Galgano al pie del monte Siepi.

Actualmente, la espada está protegida por una vitrina antivándalos, pues en 1991, un individio intentó extraerla y la rompió por la empuñadura, y tuvo que ser soldada de nuevo.


Hay que señalar que no todos los historiadores medievales creen en esta historia. Muchos detractores sostenían que la espada no tenía hoja, y que solo la parte que vemos es la que existe, y fue montaje con fines turísticos. Se quiso demostrar que efectivamente se trataba de una espada, y con un imán se procedió a  atraer esquirlas provenientes de la hoja.

Los resultados no dieron el veredicto esperado, pues se creía que iba a ser una genuina espada de Caballero medieval, y realmente estaba hecha de óxido de hierro.

La historia de San Galgano si que parece ser cierta, y es posible que haya servido para alimentar la leyenda de Excalibur, pero la espada cuenta con muchos detractores hoy, aunque ello no es óbice para encerrar una bonita leyenda, que quizá, después de todo, guarde algún secreto más en su interior.

1 comentario:

  1. quien puso esa espada allí la puso para que jamas fuese es traida.quizas muchos lo intentaron,i fracasaron.esa espada esta echa para estar en ese lugar..i para siempre.como sangalgano,esta en paz.esa espada tiene que estar en paz..los que an intentando arrancarla,son hombres de mala voluntad..esa espada es una espada de paz.como asin sangalgano.se convirtió en un hombre de paz.i enterró para siempre tantos años de guerras i odios .de por mi doi mi paz a sangalgano.i a su espada.el cumplió,y la espada tambien descansen en paz.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...