lunes, 9 de abril de 2012

La Isla de San Borondón

En las Islas Canarias todavía persiste la leyenda de que hay una octava isla del archipiélago que aparece y desaparece desde hace varios siglos, San Borondón.

Se la conoce por decenas de nombres diferentes: San Brandán, São Brandão... pero todas las versiones coinciden: Se aparece entre las isla de La Palma, La Gomera y El Hierro, y dicen que se trata del Paraíso mencionado en la Biblia.


El origen del nombre proviene de una leyenda celta, la de San Brandan y San Maclovio, unos monjes irlandeses del siglo VI que hicieron un viaje a por el Océano Atlántico buscando el Paraíso. El primo de  San Brandan, Barinthus, le habló de una maravillosa isla que identificaba con el Jardín del Edén, de donde Adán fue expulsado, y le aseguró que había estado allí. Le dijo que en aquella tierra abundaban las flores y los árboles frutales, y que el suelo estaba pavimentado con piedras preciosas. La leyenda recoge el relato de sus siete años de aventuras, con encuentros con demonios que vomitaban fuego, descripciones de islas con frutos prodigiosos, ovejas gigantes, cómo encontraron columnas de cristal flotante, el enfrentamiento con monstruosas criaturas tan grandes como islas, incluso cómo conocieron al propio Judas que purgaba sus pecados en una isla volcánica. Al encontrarla, decidieron anclar en ella la embarcación y celebraron una misa. Al encender un fuego para preparar la comida, la isla comenzó a moverse. Huyeron precipitadamente a su barco, y ya desde lejos “pudieron divisar con toda claridad el fuego que habían encendido sobre el suelo de aquella isla que, aprisa, iba desapareciendo. Y así, como una engañosa ballena, acabó por hundirse en el océano, dispuesta a resurgir de entre las aguas para asombro y maravilla de navegantes“

San Brandan consiguió regresar a Irlanda y pasó el resto de su vida relatando las maravillas de la Isla y su viaje.


Durante toda la Edad Media se intentó llegar a San Borondón cientos de veces, pero cuando divisaban la isla desde los barcos, esta era envuelta por una misteriosa bruma y desaparecía en el mar.

En el siglo XIII aparecieron varios documentos que la mencionan: el Mapamundi de Jacques Vitry; el planisferio de Ebstorf (1234), donde aparece la inscripción: Isla Perdida. San Brandán la descubrió, pero nadie la ha encontrado desde entonces; el Imago Mundi de Rober d'Auxerre (1265); el Mapamundi de Hereford (1275), donde se nombra a las seis Islas Afortunadas o Islas de San Brandon.


En otros mapas también se hace alusión a ella, como el mapa de Pizzigano (1367), el de Weimar (1424), el de Beccari (1435), el de Fra Mauro (1457), el de Toscanelli (1467), el de Torriani (1590), o el de Pedro Agustín del Castillo (1686), el de Guillermo Delisle (1707), el de Juan Smalley (1730), el de Cazorla... del último del que se tiene conocimiento es de la Carta Geográfica de Gautier (1775)

Leonardo Torriani, ingeniero en época de Felipe II, fue el encargado de fortificar las islas a finales del siglo XVI. En sus escritos describió esta misteriosa isla, sus dimensiones y su localización, y aportó como prueba de su existencia las arribadas fortuitas de algunos marinos.

Sin embargo, las primeras descripciones formales fueron hechas por unos viajeros franceses. Marín de Cubas aseguró que estos marinos llegaron a la isla en su travesía de las Madeira a las Canarias. Desembarcaron en un puerto y vieron restos de hogueras y tres bueyes atados a un edificio de piedra. En la isla recogieron naranjas, hierbabuena, mastrantos y agua.


A pesar de todos los testimonios y de las expediciones que se hicieron, no se ha podido localizar con exactitud... Y es que la Isla de San Borondón solo se deja ver cuando ella quiere, lo que ha hecho pensar que podría tratarse de un espejismo en días de bruma... ¿pero cómo explicar las apariciones en días despejados, y los restos de palos y frutas que llegan a islas cercanas en ciertas ocasiones? En Tenerife se ha realizado una exposición que incluía datos y pruebas de la existencia de la isla muy interesantes, procedentes de la expedición de Edward Harvey de 1865, en la que se tomaron fotos de la isla. Durante los siete días que permanecieron en la isla, Harvey no se deshizo de su diario de viaje, donde anotó y dibujo todo lo que veía, incluidas algunas especies animales y vegetales no conocidas hasta entonces.

         El barco de la expedición, la Cruz del Sur,
        fondeado en la bahia de San Borondón    14/01/1865


           Acantilado con talla facial              14/01/1865        
Estanque en el interior de la isla                    16/01/1865

                   Panorámica de la costa            17/01/1865

 Miembo de la expedición junto a frutos gigantes 17/01/1865

Una tarde de 1957 o 1958, Manuel Rodríguez Quintero se encontraba en las Martelas de Arriba, cerca de Triana, en Los Llanos de Aridane (La Palma). De repente una isla se dibujó mar afuera, apareció de repente. Rápidamente, sacó su cámara y fotografió la isla. En los estanques de la zona se estaban bañando tres niños, entre ellos Arístides Sánchez y Evaristo Pérez Barreto, y, sabiendo que nadie le creería, llamó a gritos a los niños y les hizo mirar hacia la isla. Allí estaba, se apreciaba perfectamente la silueta de San Borondón. Los niños se convirtieron junto al fotógrafo en testigos de aquella visión única de la antigua leyenda. El caso se publicó en el periódico ABC y los testigos fueron entrevistados varias veces.

Fotografía de Manuel Rodríguez Quintero


Los últimos datos que tenemos son del día 5 de Julio de 1991 y el 1 de Marzo de 1992, cuando dos embarcaciones tipo Jet-Foil (sobre colchones de aire) de la compañía Transmediterránea chocaron con algo invisible en aguas donde están las coordenadas donde se supone que esta la misteriosa y esquiva isla de San Borondón. Estas coordenadas serían: 10º 10' de longitud y a 29º 30' de latitud a 100 leguas de la isla de El Hierro y 40 leguas de La Palma, según datos del cronista Juan de Abreu Galindo.

1 comentario:

  1. en mi pais Ecuador hay un pueblo llamado Samborondon; que dicen que lleva el nombre en honor a esta isla y se lo puso un español hace muchos años atras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...