lunes, 2 de abril de 2012

El callejón del terror

Escocia, como otros muchos lugares, esconde varios secretos, misterios y lugares reales, como este laberíntico callejón en las profundidades de Edimburgo, llamado "La ciudad subterránea"



Puede que alguno haya escuchado hablar de el, pues nos referimos a "Mary King's Close", lugar donde han muerto miles de personas debido a la terrible enfermedad de la peste.

Muchos visitantes afirman haber sentido sensaciones y presencias extrañas.



En la navidad de 1664 la peste asolaba Europa, y Edimburgo no se libró. Las vidas de miles de escoceses iban apagándose de un modo cruel, y Mary King's Close fue uno de los escenarios principales de esta terrible enfermedad.

Debido a la pobreza y apelotonamiento de personas y los poquísimos recursos existentes, fue una zona muy afectada por la enfermedad. Hombres, mujeres, niños, ancianos iban teniendo manchas oscuras en la piel, convulsiones, inflamación de ganglios linfáticos en ingles, axilas, cuello...



Las autoridades decidieron proteger a la gente sana, delimitando las zonas de afección, construyendo muros con el objetivo de aislar en cuarentena a esta gente.

Así fue como Mary King's Close se convirtió en una red de sombríos callejones subterráneos. 


Al principio recibían alimentos básicos como pan, pero estas ayudas iban reduciéndose a medida que la enfermedad se hacía más fuerte.

Años más tarde, en 1750, se comenzó a derribar casas de esta zona para hacer sitio para la construcción de la Royal Mile, que organiza la actividad económica de Edimburgo, pero el callejón se mantuvo cerrado hasta el año 2003, pasando a ser una de las atracciones turísticas más conocidas de Escocia.

Uno de los personajes más destacados fue el Dr. George Rae, pues era uno de los pocos que se acercaban al callejón. Su indumentaria era curiosa, pues vestía con varias capas de piel, sombrero y una máscara con pico de pájaro con el fin de evitar ser contagiado. En el pico colocaba unas hierbas que pensaba que le ayudarían a evitar el contagio.



Otro personaje ilustre fue una niña de 6 años llamada Annie, famosa gracias a Aika Gibo, una parapiscóloga muy conocida en Japón. En una visita que Aika realizó a este callejón percibió una extraña presencia, que se materializó en una niña, la cual le contó que sus padres la habían abandonado en ese inhóspito lugar poco antes de que falleciese.
Este encuentro finalizó con una acción que se ha convertido en tradición para los visitantes de este lugar, pues la Dra. Aiko, dejó en una habitación de dicho callejón, una muñeca para consolar a la niña.

Esto ha provocado que muchos visitantes realicen la misma acción, la de dejar una muñeca en algún lugar del Mary King's Close.



Muchas personas afirman sentirse extrañadas cuando entran en el interior, pues notan como si alguien les observase, así como la sensación de escalofríos contínuos. También se dice que se pueden ver sombras moverse, amenazando con descubrise tras una esquina, niños de tristes caras enfermas que se desvanecen en las sombras, una cabeza barbuda que aparece sin ser llamada, bebés que gritan de dolor, madres que suplican por la vida de sus hijos e incluso animales espectrales.



Mary King's Close abre sus puertas de abril a octubre, todos los días de 10h a 21h. El resto de meses abre de jueves a domingo hasta las 17h, salvo sábados y domingos que tiene el otro horario.

¿Alguién lo ha visitado, o se atreve a ir?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...