sábado, 14 de abril de 2012

Josef Mengele, el Ángel de la Muerte


Josef Mengele pasó a la Historia como El Ángel de la Muerte.

Torturó, masacró y envió a campos de concentración a miles de inocentes. Pero además, realizó varios experimentos genéticos, con los que intentaba descubrir el secreto de los nacimientos múltiples y crear una super raza aria que dominase el mundo...








Nacido en 1911, era parte de una de las familias más poderosas y respetadas de Alemania.


Durante la década de los años 20 se puso de moda el concepto de eugenia o eugenesia, el estudio de los cruces genéticos. La palabra eugenesia fue creada por el primo de Charles Darwin, Francis Caultin en 1833, y literalmente significa "buenos genes". El propósito de Caultin era aplicar sus conocimientos para mejorar la raza humana, para una mejor sociedad, con gente más exitosa, gente superior.

Quizá influenciado por esto, en 1930 Josef prefirió estudiar Medicina a continuar el negocio familiar de venta de implementos agrícolas.

Durante su estancia en la Universidad de Munich, quedó marcado por un discurso de Hitler en el que declaraba la superioridad de la raza germana sobre las demás, en especial judíos y gitanos. La pureza hereditaria, la eutanasia, la esterilización de los indeseables y la superioridad racial mediante la eugenesia,se convirtieron en términos claves del movimiento nazi.

En 1934 Mengele se unió al Partido Nacional Socialista, y finalizó sus estudios en Filosofía, Antropología y Medicina. Trabajó junto a Otmar Freiherr von Verschuer, nazi y experto en eugenesia. Su vocación no era curar enfermos, sino la investigación, así fue un alivio para él cuando fue herido en 1942 y enviado a trabajar al sudeste de Polonia, a la ciudad Auschwitz, donde experimentó con más de 4000 personas.


El interés de Mengele en el genotipo humano rubio de ojos azules es curioso, pues ni él ni sus superiores respondían a esa descripción. Mengele estaba fascinado por los ojos azules, y se decía que tenía una colección de ellos en las paredes de su oficina, similar a una colección de mariposas. Constantemente trataba de cambiar el color de los ojos de los niños.

Rápidamente se ganó el apodo de "el Ángel de la Muerte", pues cuando llegaban los trenes al campo de concentración, decidía quiénes moriría, y quienes serían obligados a hacer trabajos forzosos. En una fila, a la derecha, mandaba colocar a los ancianos, enfermos, mujeres embarazadas y niños pequeños, que iban directos a la cámara de gas. En la otra, a la izquierda, colocaba a aquellos que pudiera realizar trabajos forzados. Era bastante severo con las mujeres embarazadas: al principio mandaba a las madres a la cámara de gas y los bebes los usaban como combustible en los hornos. Después cambió de opinión y empezó a experimentar con ellas. Cuando una mujer daba a luz, le vendaba los pechos para que no pudiera amamantar a su bebé, y controlaba cuánto tiempo tardaba la pobre criatura en morirse de hambre, las mataba para experimentar con sus placentas, inyectaba sustancias químicas en el útero para provocar la esterilidad...

A la llegada de los prisioneros gritaba "Zwillingen!" ("¡Gemelos!") y les separaba de sus familias para poder experimentar con ellos. Se dice que experimentó con más de 1500 hermanos de entre 2 y 18 años que le sirvieron de conejillos de indias para sus experimentos, de los cuales tan solo sobrevivieron unos 200.


En sus experimentos con gemelos, inyectaba productos químicos en los ojos de uno de los hermanos para comprobar si era posible cambiar el color, inoculaba virus y bacterias y observaba como respondían los dos hermanos frente a la misma enfermedad, hacía transfusiones de sangre de un hermano a otro... Incluso intentó fabricar siameses, cosiendo a dos hermanos gitanos, que murieron por una infección de los puntos que les unían. Creía que estaban unidos por un vínculo mágico y disfrutaba haciendo daño a uno para ver la reacción en el otro. Los pocos que sobrevivían, eran sacrificados para su estudio.


Practicaba dos tipos de autopsias: la necropsia, cuando el individuo estaba muerto, y la vivisección, es decir, realizar la autopsia en el individuo vivo, tratándole igual que a un muerto, sin utilizar ningún tipo de anestesia. Tampoco utilizaba anestesia ni analgesia en las operaciones, por eso sus víctimas morían o bien en la mesa de operaciones, o posteriormente de gangrena o alguna otra infección. Todo esto lo documentaba, por supuesto, para saber dónde estaban los límites del dolor, cuánto tiempo aguanta una persona hasta morir, qué partes del organismo puedes ir amputando hasta que se produzca la muerte...


Pero no todos sus experimentos estaban relacionados con la eugenesia... También colaboró con otros médicos en sus investigaciones bélicas. En el frente ruso morían muchos soldados por hipotermia, por eso usaba a algunos de sus sujetos de experimento, hombres sanos, para ver qué temperaturas podían soportar, cuándo alcanzaban el estado de congelación y como revertir ese estado. A otros los sometía a presiones superiores a las que tiene que soportar un aviador para ver qué ocurría en el caso de que tuviera que saltar sin paracaídas de un avión. También quemaba vivos a los prisioneros, para documentar cuánto tardaban en morir. Mengele inyectaba en las venas toda clase de substancias, como fenoles, cloroformo, nafta, insecticidas... Algunas veces, directamente en el corazón.

Para demostrar la inferioridad de las demás razas, usaba a las personas con acondroplasia o enanismo como mascotas, disecándolos y enviándoselos como regalo a Hitler. Entre ellos, destaca la familia Ovitz, actores circenses y músicos judíos. El padre, Shimshon Eizik Ovitz padecía enanismo, y había tenido diez hijos con dos mujeres de estatura normal, de los cuales siete eran enanos. Algunos de los experimentos que llevaron a cabo con ellos consistían en vertir agua fría y caliente en sus oídos, extracción de la médula ósea, los dientes y el cabello para encontrar signos de enfermedad hereditaria, ceguera temporal producida por productos químicos, inspecciones ginecológicas, extracción de sangre de detrás de las orejas y de sus dedos...

Supervivientes de la familia Ovitz

Diez días antes de la entrada de las tropas rusas en Auschwitz, Mengele huyó llevándose una maleta negra que contenía los informes de sus investigaciones, muestras de sangre y todo el material de sus archivos. Con un pasaporte falso pasó a Génova, y desde allí a Buenos Aires, Argentina. Como su búsqueda no comenzó hasta los años 60, no se molestó en cambiar de nombre, e incluso creó una empresa, una industria farmacéutica veterinaria.

Cuando su nombre entró a formar parte de la lista de criminales de guerra buscados, se trasladó a Brasil, donde se cambió el nombre a Pedro Gërhard y se aisló en una favela. Nunca llegaron a encontrarle, y, finalmente, en 1979 murió ahogado. Según la versión oficial, se golpeó la cabeza con un madero en el agua. Pero lo más curioso es que Mengele no sabía nadar... Fue enterrado bajo el nombre de Wolfgang Gërhard.


En 1983 exhumaron sus restos y se le identificó por sus incisivos superiores, que estaban ligeramente separados. En 1992 un análisis de ADN confirmó su identidad.


Sin embargo, sus experimentos no acabaron en Auschwitz...

8 comentarios:

  1. maldito loco hp te tienes q estar pudriendo en el infierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como nos lavan el coco con esta mentira de los campos de concentración y todo ese rollo. Sólo recordar que la historia la escriben los vencedores que en este caso fueron los judíos del mundo y ellos son los verdaderos manipuladores de la humanidad, ellos cometen mil barbaridades en medio oriente y ahi estamos nosotros compadeciéndolos y maldiciendo a los alemanes que a nosotros no nos han hecho absolutamente nada. Lo que conocemos como imperialismo es en realidad la judería internacional. Esa sí que es altamente nociva.

      Eliminar
    2. Que raro! a vos deberian "lavarte la cabeza "porque evidentemente sólo la usás para criar pelo. (y un genocidio no justifica a otro, pero de ahí a negarlo, más pelotudo no podías ser, no?)

      Eliminar
    3. anonimo 1: también creo que es imposible que mataran tantos judíos ya que ni siquiera la población mundial era tanta ; matarlos con gas era demasiado caro y para toda la gente que se supone era deberían haber tenido turnos las 24 horas con la cámara, tampoco me agradan mucho los judío ya que le sacan una multa y sacan al tiro es que nosotros los pobres judíos que fuimos perseguidos en el campo de concentración y nos hicieron tanto daño "señor va 150 km y atropello a un niño sin prestarle ayuda" pero es que nosotros la pasamos tan mal ....no me agrada el doble estandar que tienen ; es cierto gracias a los alemanes y sus experimento la ciencia y la medicina avanzaron a pasos agigantados ; desgraciada o afortunadamente esto sucedió y eso no se puede negar, que fue malo y sufrió mucha gente, fue malo y sufrió mucha gente...que los judíos se aprovechen de eso y prácticamente manipulen todos los países...se aprovechan de lo ocurrido y manipulan las diarios, revistas política, empresas, etc

      anonimo 2: es cierto no es algo que se pueda negar porque obviamente sucedió (pero insisto los adelantos en medicina y ciencia no hubiesen existido si esto no hubiese ocurrido) pero se magnifica demasiado por un judio muerto realmente ellos dicen han matado 100 judios, ahora incluso si hubiesen matado solo a una persona creo que deberían pagar lo que hicieron pero no con la muerte...después de todo según los judío solo dios puede quitar la vida y ellos están haciendo una caza de brujas de los nazis que quedaban

      Eliminar
  2. Mengele was a good doctor. All the stories are sick Zionist propaganda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutely agree with you. But the majority of people are manipulated by the zionist propaganda. I am sure whether Doctor Mengele existed or it is another invention of the jews to justify the zionist imperialism.

      Eliminar
  3. Nada...Nada justifica al hombre cruel, todo esta escrito y documentado con fotos y grabaciones... fue el peor de los genocidio de la humanidad hecho por humanos para humanos y esta persona la cual blasfema sobre esta crueldad desde hoy te digo si las células Nazis siguen creciendo y cristalizan como en esa época usted ni sus familiares vivirán para contarlo en vista que desde su ignorancia demuestra su bajo ADN... y los Nazis alemanes buscaban la raza perfecta Señores documéntense y luego suelten palabras coherentes.

    ResponderEliminar
  4. PSICOPATA MENGUELE. Y todos los que los siguen...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...