viernes, 13 de abril de 2012

La carretera de los huesos

La URSS legó a la actual Rusia, un montón de secretos y lugares inhóspitos a lo largo de la bastísima extensión del país, pues más de 17 millones de km2 dan para que aparezcan lugares como Mezhgoyre, pero podemos encontrar además otros lugares cuyas historias son capaces de poner los pelos de punta, como el caso de la Carretera M56 de Kolyma, mandada construir por J. Stalin en 1932 con la finalidad de conectar las ciudades de Yakutsk y Magadan, separadas por más de 2000 km de distancia. Su finalización fue en 1953.



Una de las finalidades pretendidas por el férreo régimen stalinista era mantener ocupados a los disidentes ajenos al régimen que construyeron la carretera con sangre, sudor y lágrimas, casi literalmente hablando.

El recorrido de la carretera, discurre a lo largo del círculo polar ártico, pasando por algunas de las ciudades más frías del planeta como Verkhoyansk, Tomtor y Oimiakón, donde se hace complicado hasta enterrar a los difuntos, pues las temperaturas pueden bajar hasta -70º.


El clima ruso por aquellos lares sesgaba las vidas de miles de prisioneros. Por supuesto, no figuran datos como suele ser habitual en regímenes de este tipo, pero los rumores hablan de que llegaron a ser miles y miles de presos los que fallecieron construyendo la carretera. 

Hasta aquí puede parecer "normal" la situación, pero lo que dota de especialidad esta carretera, es que, ante el problema del ejército rojo de deshacerse de los cuerpos, optaron por sepultarlos debajo de la carretera, incrustados entre los cimientos de la misma.

Es por eso que se dice que es la carretera más tenebrosa del mundo, porque literalmente, nuestro coche puede rodar por encima de huesos humanos.

Además, en épocas de deshielo, esta carretera se vuelve muy peligrosa, pues el agua y barro imposibilitan ver el asfalto.

Las leyendas dicen que cada metro de la carretera costó una vida. 
Por supuesto, no podían faltar montón de casos de haber visto espectros y fantasmas en este sitio.

Hoy en día, la carretera se encuentra en lamentables condiciones, en muchas partes no es accesible por vehículos convencionales, y numerosos puentes muestran tal estado de ruina que hay carteles que indican que es más seguro cruzar por el hielo que cubre el río que a través de ellos.



Recorrer este trayecto es el único modo de llegar a Yakutsk, de forma que, pese a ser muy peligroso, mucha gente no tiene más remedio que circularr por aquí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...